Biografía


Todo comenzó en mi infancia, las ganas de soñar, de lograr un proyecto y al mismo tiempo el gran deseo de poder ayudar a mi familia. Mi primer proyecto cerca de los 8 años fue ofrecer en el mercado de aquella época de los 90´s, en los bazares de mi barrio, los pañitos a crochet que tejía mi abuelita y fue justo allí donde experimenté mi primer fracaso, pues ningún negocio ni bazar tomaba en cuenta a éste pequeño con sus pañitos, así que, en vista de ello decidí dejarlos a concesión, por lo que el negocio fue próspero sólo por 3 meses, pues mi abuelita se cansó de hacer tanto pañito, pero no por eso me rendí;  Pues rápidamente solían nacer nuevas ideas en mi mente; así fue como de pronto me vi intercambiando y vendiendo tazos y láminas de álbumes famosos de aquella época, logrando acaparar la atención de todos los niños del barrio interesados en mis productos, que eran sólo de colección, pues no invertía nada más que mis ganas en ese “negocio”. En cuanto a mi adolescencia, ésta estuvo marcada por mi entrada al mundo laboral, trabajé desde los 13 años;  en esa etapa de mi vida comencé como empaque en el Supermercado Líder de Puente Alto, lugar donde las cosas no fueron fáciles, ya que por aparentar menos edad, no me consideraban para contratarme, luché hasta que vieron mi potencial, demostrando que podía llegar a ser el mejor en lo poco, siendo ejemplo de superación y orden, a mi corta edad me entregaron la responsabilidad de supervisar a todos los jóvenes de empaque del supermercado Líder, teniendo a cargo alrededor de 400 jóvenes. A los 18 años decidí comenzar a estudiar una carrera profesional, Ingeniería en Informática, esto fue realmente un gran desafío y un gran sacrificio, pues para poder costear mi carrera debía trabajar por las noches en la empresa SONDA y de día estudiar, sabiendo que este esfuerzo valdría la pena seguí trabajando y a los 19 años llegué a la empresa Celfin Capital para trasladar equipos computacionales, en donde demostré ser bueno y responsable con mis labores, esto implicó que pudiera ascender poco a poco hasta que  llegué a ser Service Global Latam. Y es entonces, donde despierta en mí la idea de formar mi propia empresa de Informática.

Cuando cumplí mis 24 años formé Gconnection; Una empresa de servicios tecnológicos dirigida por profesionales comprometidos y altamente calificados en tecnologías de la información. Levantar mi primera empresa no fue tarea fácil, los primeros años como toda buena Pyme en Chile era difícil pagar las cotizaciones, pagar sueldos e invertir, pero fuí perseverante; Comenzamos en una pequeña casa ubicada en Puente Alto que se nos llovía en invierno, luego pudimos movernos al centro de la capital y hoy tenemos nuestra casa corporativa en el corazón de Providencia, nada fue sencillo, pero insistir y nunca desistir fue la clave para continuar en la lucha por cumplir mis sueños y ver concretados mis proyectos. Hoy Gconnection se encuentra consolidada en el mercado de la informática y nos hemos expandido en Chile y Latinoamérica.

Estos últimos años he creado varios emprendimientos enfocados en satisfacer las necesidades de diversos clientes. He creado muchas empresas de los rubros más diversos que podrían imaginar, pero no todos han sido un éxito, algunas han sido parte de un proceso de aprendizaje importante, donde hemos tenido que conocer el fracaso y volver a comenzar. Hoy por hoy nos mantenemos en el crecimiento de Gconnection, trabajando en la expansión de Techbox que en menos de 2 años ha alcanzado la categoría de mercado platinum en Mercado Libre y Gservice que es una empresa de servicios Generales.

Es tanta la pasión que me genera el ser un emprendedor y lograr ser un testimonio vivo de que todo se puede lograr, que por ello comparto mi propia historia, porque siento la necesidad de ayudar a quienes sueñan y tienen proyectos de emprendimiento, Así surgió en mí la necesidad de crear la fundación Aemprender, una fundación sin fines de lucro, la cual tiene como objetivo principal ayudar a impulsar a nuevos emprendedores y concretar sus sueños. Comencé con este proyecto el 25 de agosto del 2017, desde ese momento he realizado charlas a estudiantes, profesores y emprendedores. El 26 de octubre realizamos un evento de lanzamiento junto a al equipo, donde asistió un poco más de 200 personas. Hoy ya nos siguen más de 5000 personas en redes sociales y hemos presentado el modelo de Aemprender a más de 7000 personas con mucho éxito.

El año 2018 fuí becado por la universidad de liderazgo de John Maxwell, un referente a nivel mundial en ésta disciplina con más de 80 libros, algunos en la lista de best sellers del New York Times. Con él me certifiqué como conferencista y mentor de líderes en Orlando Florida EEUU. Luego de este gran logro quise seguir impactando vidas por eso durante agosto del 2018 nace en mi mente Emprende Day, un evento que en sólo 2 meses logró crear una jornada de dos días que albergó a más de 1000 asistentes, 60 conferencistas y más de 24 horas de contenidos para emprendedores, hoy en día Emprende Day se ha convertido en un movimiento que tiene por objetivo llegar a las regiones de Chile y en un futuro no muy lejano a toda Latinoamérica.

Es mi deseo seguir contribuyendo a la sociedad y aportar a aquellos que como yo no se rinden, insisten y nunca desisten en el camino hacia alcanzar sus sueños.